Puede que el lavado del cabello nos parezca algo insignificante, al fin y al cabo solo sirve para eliminar la suciedad pero ni los tratamientos capilares más eficaces ofrecen los resultados que desearías.

El lavado de pelo debe empezar con agua tibia para abrir la cutícula y permitir que el champú penetre, limpie y deje sus nutrientes.

Es recomendable aplicar el champú dos veces, la primera aplicación limpia los residuos y la segunda ayuda a que los principios activos penetren mejor.

Una vez lavado habría que aplicar el acondicionador desde la mitad del pelo hasta las puntas y dejar actuar por lo menos dos minutos.

Una vez acabado el proceso, es aconsejable finalizar el lavado con agua fría que estimula la circulación de la sangre.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted